Ruta en moto de nieve

Cuando empezamos a preparar el viaje, hace ya unos pocos meses, habíamos pensado dejar la mañana de hoy para pasear por Rovaniemi y acercarnos al Arktikum, el museo ártico. Pero hace unas semanas, hablando con mi amigo Xavi (antiguo compi en Ericsson, de Barcelona) me comentó que un amigo suyo había estado varias veces en Laponia sueca y me dio su mail por si quería preguntarle algunas cosillas. Acepté encantada y me puse en contacto con él. Saúl me contó muchísimas cosas y me dio algunos consejos. El mejor de ellos: hacer una ruta larga en moto de nieve, de esas en las que se pierde uno en mitad de la nada, entre bosques y lagos nevados, donde no hay nadie ni nada más que la naturaleza casi salvaje. Y eso hicimos hoy… ¡Gracias Saúl, porque fue una experiencia increíble!

La empresa elegida fue Safartica y la verdad es que quedamos encantados con ellos en todos los aspectos. La excursión la hicimos Jose y yo en una moto de nieve y dos chicas francesas, Helen y Sarah, en otra. Nuestro guía era finlandés de pura cepa y su nombre, si ya costaba pronunciarlo, no me imagino cómo será escribirlo, así que lo dejamos en que era un chico joven y apasionado, que nos llevó por sitios espectaculares y con el que nos lo pasamos genial. Los paisajes fueron de cuento. Gracias a que no ha parado de nevar en los días que llevamos aquí, los árboles estaban llenos de nieve, lo que hacía que el entorno fuera precioso, impresionante, mágico… Yo miraba embobada a un lado y a otro mientras Jose conducía la primera parte del trayecto.

Instalaciones de Safartica Listos para ir a por las motos

Luego cogí yo la moto de nieve y disfruté como una enana, nuestro guía se metió por zonas de nieve polvo recién caída por donde nadie había pasado antes, saliéndose de los caminos marcados. Atravesamos un lago helado a casi 70 km/h… Una pasada.

Cruzando el lago Ahora le toca a María

A mitad de camino paramos en una cabaña donde nuestro guía encendió una hoguera y nos hizo una sopa de salmón, que acompañamos con el famoso “berry juice” finlandés calentito. Nos supo a gloria la comida.

  En mitad de la nada Silencio absoluto Otro selfie más

Pajaritos Modo luna ON Me tocó limpiar el camino hasta el baño

Después de comer aún quedaban casi dos horas para volver a Rovaniemi y las aprovechamos para seguir descubriendo paisajes inolvidables. Cuando llegamos de vuelta, con más de 80 km recorridos, todavía teníamos ganas de más. La experiencia mereció totalmente la pena. Me quedé enamorada de esos paisajes, de esa paz y de esa magia que transmite Laponia y que te atrapa por completo (al menos a mí).

Camino de vuelta Llegando a Safartica

Y después de esta gran experiencia, nada más llegar a Rovaniemi nos fuimos con la misma al hotel a buscar nuestro equipaje y para la estación de autobuses, pues tocaba el traslado a Luosto, la pequeña localidad a 130 km al norte de Rovaniemi, en la que habíamos decidido pasar el resto del viaje.

El autobús que hace el recorrido se llama Skibus y lo hemos cogido a eso de las 17.30 desde la estación de autobuses de Rovaniemi. El trayecto de casi dos horas lo hemos pasado durmiendo. El autobús nos ha dejado en la puerta de nuestro hotel sobre las 20.30. Nuestro alojamiento para estos días es el Santa’s Hotel Aurora, que nos ha encantado. Pequeñito, coqueto y con personal muy amable y atento. Además nuestra habitación es muy cómoda, y de nuevo tenemos sauna para relajarnos después de las actividades, y por supuesto para secar la ropa mojada de la nieve, jiji.

Hemos cenado en el hotel, carne de reno. Estaba buena pero para mi gusto demasiado hecha. La salsa de arándanos que la acompañaba estaba riquísima. Aquí son muy aficionados a todas las que nosotros llamamos “frutas del bosque”, por lo que estamos viendo.

Ahora ya a descansar que mañana nos esperan las motos de nieve de nuevo, pero esta vez para recorrer los apenas 12 km que nos separan de la granja de renos. ¡Nos va a saber a poco después del día de hoy!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *