Pre-Laponia

Pues ya estamos a menos de una semana de nuestro próximo viaje a Laponia. Este fin de semana lo he dedicado a cerrar una par de cosas que todavía teníamos pendientes y María ha estado trabajando mucho durante el día (evaluaciones, correcciones de opositores, trabajo fin de grado, etc) y con una par de cenas por las noches. Del viaje a Laponia, ya habíamos comentado la compañía con la que volamos (Finnair) y los días que vamos a estar en cada sitio (Helsinki, Rovaniemi y Luosto), así que hoy comentaremos algunas de las actividades que vamos a hacer. En Helsinki no vamos a tener mucho tiempo, ya que solo estaremos allí entre los enlaces de los vuelos a/desde Rovaniemi, enlaces que nos “obligan” a dormir en la capital finesa, pero que no son ni 24 horas. Aún así, trataremos de sacarle partido. A Rovaniemi llegamos el sábado por la noche y lo que tenemos seguro es el alquiler de un coche el lunes para irnos al Zoo de Ranua. El zoo está a unos 80 kms. de Rovaniemi y nos hacía ilusión tener la oportunidad de ver algunos animales que no creo que podamos ver en otros viajes, como los osos polares o los zorros árticos.

Mapa del Zoo de Ranua

En Rovaniemi a día de hoy no tenemos nada más cerrado, el domingo tenemos intención de visitar el Museo Arktikum y de ir al Artic Circle y luego estamos mirando para el martes un safari en moto de nieve que nos lleve bien lejos las zonas habitadas. Aunque las motos de nieve no son algo que nos haga especial ilusión, nos han comentado que es el medio perfecto para alejarse por bosques de zonas habitadas y de sentir realmente lo que es estar en mitad de la nada.

Del fin de semana poco más que comentar. María estuvo el viernes cenando con las foreras (faltaba Patri) y el sábado estuvo con la gente de su grupo de hipopresivos. Ella tiene pendiente contar en una entrada los grandes beneficios que está notando desde que está haciendo (5 meses) este tipo de gimnasia.

 Lucy, Conchi y Mónica María y Tamara Grupo Hipopresivos

La gimnasia hipopresiva se basa en ejercicios realizados por medio de distintas posturas con ritmo lento que consiguen la activación de diversos músculos del cuerpo y la relajación de otros.  En su nacimiento fue aplicada al post-parto y como tratamiento complementario de las mujeres con incontinencia urinaria ya que los músculos que más se trabajan están en esa zona. Pronto se descubrió que este tipo de ejercicios eran muy beneficiosos para las personas que sufrían problemas de malas posturas, dolor de cervicales o lumbalgias y su uso se extendió. Como comentaba anteriormente, María escribirá una entrada contando particularidades.

Gimnasia Hipopresiva María en clase hipopesiva (la de amarillo)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *