Cuestión de actitud

Hace unos días compartí en Facebook este enlace que me mandó Jose: “Cuestión de actitud“.

Una gran verdad de la que todos somos conscientes en mayor o menor medida… ¡Pero qué difícil es ponerla en práctica! Y eso que seríamos mucho más felices si lo hiciéramos, pero a veces, o muchas veces, el camino se nos hace tan cuesta arriba que al final nos dejamos llevar por la actitud “fácil”, la negativa, la que no nos lleva nunca a nada bueno.

Después de publicar ese enlace, nuestra amiga Quina me dedicó este vídeo, y me encantó (GRACIAS QUINA):

Al final, está en nuestra mano darle la vuelta a la tortilla, mirar a la vida cara a cara, y decidir ser felices, asumir riesgos, vencer dificultades. No es fácil, para nada, pero el resultado merece tanto la pena que hay que seguir intentándolo día tras día.

Hace unos días no supe darle la vuelta a la tortilla, pero hoy me siento con fuerzas para, al menos, seguir intentándolo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *