El atún de mil maneras

Durante la primera semana de las vacaciones en Cádiz, Nano (padre de María) nos había comentado que nos quería invitar a almorzar a un sitio cuya especialidad era el atún rojo. Pues hoy lunes ha sido el día, en La Taberna El Campero, en Zahara de los Atunes. Hablar de atún en Cádiz es hablar de la Almadraba, un arte de pesca milenario compuesto por un laberinto de redes que se usan para capturar a los atunes cuando pasan camino del Mediterráneo para desovar.  La palabra “Almadraba” viene del árabe y significa lugar donde se golpea o lucha y es un arte de pesca que usaron los fenicios y luego los romanos. Es una pesca artesanal y nada agresiva.

La levantá es el momento exacto en el que se produce la captura, y se lleva a cabo varias veces entre los meses de abril y mayo principalmente. La primera levantá es un gran acontecimiento en los pueblos costeros de la zona, además de un espectáculo sorprendente.

En El Campero hay muchas cosas para comer, pero Nano y Mayte nos recomendaron que pidiésemos para los 4 una especie de degustación de atún, el cocinero nos iría trayendo platos hasta que le dijéramos que parara. Teniendo en cuenta que el restaurante cuenta con más de 40 variantes de platos de atún rojo, está claro que no pudimos con todos y que tendremos que volver en otra ocasión. Espectacular el almuerzo, probando platos sorprendentes y conociendo muchas partes del atún que ni siquiera sabía que existían, como el descargamento, tarantelo, parpatana, etc. Espectacular la experiencia culinaria.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *