Aponiente

Hoy ha sido nuestro sexto aniversario de casados, 6 años desde aquel verano de 2008 que muchas veces recordamos, tanto por la boda en sí, como por la luna de miel. Desde hacía un par de meses sabía que este día íbamos a estar de vacaciones en Cádiz y había estado pensando en un regalo para María. No recuerdo el momento exacto en el que se me ocurrió la idea, pero pensé que podíamos visitar el restaurante que Ángel León tiene en el Puerto de Santa María. Muchas dudas tenía al respecto, ya que María no es muy amante del pescado ni de los sabores marinos. Aún así, y después de haber consultado con Nano (que ya había estado con Mayte a mitad de Julio), me animé a hacer la reserva el pasado martes por la web para un almuerzo hoy sábado. La respuesta fue la esperada, que no había hueco y que me ponían en lista de espera.

Hoy nos levantamos sobre las 9 de la mañana, yo con la intención de salir un rato con la bici, y justo antes de las 10 recibo una llamada del restaurante, que se les había quedado un mesa vacía y que es nuestra si queremos. Pues ya tengo regalo y ya tenemos plan para nuestro día de aniversario. Como comentaba anteriormente, el chef se llama Ángel León (Premio Nacional de Gastronomía en 2012)  y su restaurante se llama Aponiente (1 estrella michelín en 2011, 2012, 2013 y en 2014). Habíamos estado cotilleando la web del restaurante antes de ir y sabíamos que íbamos a tener dos opciones de menú, el Gran Menú, con 24 platos y 2 postres, y el Menú Selección, con 15 recetas saladas y 2 dulces. Además de la comida, también había una opción de maridaje en la que nos irían poniendo copas de vinos diferentes cada 2 o 3 platos de comida. Nosotros íbamos con las ideas bastante claras, Menú Selección sin maridaje. Así que nos preparamos y para el Puerto que fuimos.

 IMG_0282 IMG_0301

No cabe duda que íbamos con cierto respeto al restaurante, iba a ser nuestra primera experiencia “michelín” y supongo que había cierta incredulidad o desconfianza  ante lo que nos íbamos a encontrar. Sin embargo, las expectativas fueron superadas en todos los aspectos. Desde que entramos en el restaurante tuvimos la sensación que todo se paró. Nos recibe el propio Ángel con  la mayor parte del equipo, nos lleva a la mesa y a partir de ahí solo nos dejamos llevar. Cerveza Alhambra Reserva 1925 para empezar yo y vino blanco (Barbazul Taberner 2013) para María con una degustación de mantequilla con plancton y pan. Y empezamos a almorzar, 2 horas espectaculares con un sinfín de sabores y texturas, un camino que nos llevaba a sabores cada vez más intensos y a “sorpresas” una tras otra. Todo acompañado de un trato exquisito. Para los postres me animé con una copa de vino dulce (Reserva de Pedro Ximénez) y un café solo acompañado de unas galletas de diferentes sabores, pero todo con su toque marino.

Aponiente

Lo dicho, ha sido una experiencia espectacular que ha hecho que nuestro sexto aniversario haya sido diferente, que cada vez es más complicado. Para finalizar el día nos fuimos a casa a cambiarnos y luego a pasear por la Playa de Cortadura y de La Victoria, desde donde vimos la puesta de sol.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *