A mitad de Julio

Pues eso, que ya hemos pasado el ecuador de Julio. Llevo más de dos semanas de vacaciones y ni me he enterado. Está claro que el tiempo pasa muy deprisa cuando quieres que vaya despacito…

La ultima semana de cole fue tranquilita sin niños, pero estresante por la cantidad de cosas que había que cerrar, que decidir, que cumplimentar, que entregar… La verdad es que la burocracia que hay en la educación me parece excesiva y en muchos casos innecesaria completamente pero bueno, es lo que hay. El último finde aprovechamos para salir los que nos conocimos a través de las Oposiciones, y lo pasamos genial. Y el último día de cole hicimos el almuerzo del claustro. También muy bien, aunque con olor a despedidas, pues ni Toni (porque es interino) ni seguramente Richi (porque nos quitan un profesor, snif), estarán con nosotros el año que viene.

IMG_8732 IMG_8763 (Large)

Y bueno, estas primeras semanas de vacaciones han sido intensas. El mismo día 1 me fui unos días a Cádiz. Tenía muchas ganitas de ver a mi gente, y fueron días de no parar, sobre todo con mis sobrinitos. Jaime está cada vez más charlatán y a Mario le falta nada y menos para empezar ya a caminar. Están los dos preciosos. Fue una visita breve pero muy intensa y pude disfrutar de mi familia, de mi amiga Cuca y de mi ahijadita que cada día que pasa está más linda. En agosto más y mejor.

IMG_8804_2 IMG_8830 (Large) IMG_8884 (Large)

Cuando volví me dediqué a mis “tareas pendientes”. Tenía muchíiiiisimas cosas que había ido dejando “para las vacaciones”, y claro, entre unas y otras apenas he tenido tiempo libre o para aburrirme. Aunque he de decir que muchas de esas cosas pendientes incluían quedadas con amigos y amigas que hacía mucho que no veía, así que no todo ha sido papeleos, médicos, y cosas de esas… Aún me quedan cosas en mi lista, pero puedo decir que ya son muy poquitas.

Por otro lado, el pasado finde nos fuimos a Taurito, a un todo incluido para relajarnos y desconectar. Estuvo muy bien, aunque se nota que la zona tiene ya sus añitos y está pidiendo a gritos unas buenas remodelaciones. El pobre Jose tuvo que ver la final del mundial en una tele que daba vergüenza, la verdad, jeje. Pero bueno, disfrutamos mucho del sol, la piscina, el SPA, el todo incluido… Así que hemos vuelto descansados y con pilas recargadas. ¡Y yo hasta he cogido un poco de color! Que por supuesto estoy perdiendo en esta semana porque está haciendo un tiempo regularcillo por aquí…

IMG_9148 (Large) IMG_9117 (Large)

IMG_9119 (Large) Noche de Bolos en Taurito

Y el pasado jueves empecé con clases de iniciación a la gimnasia hipopresiva, con tres de mis niñas foreras (Conchi, Moni y Patri). Sólo llevamos dos clases y he de decir que mantener esas posturas es complicado. No sé yo si conseguiré cambiar mis hábitos como para que me parezca normal estar tan estirada en mi día a día, jiji. A ver qué tal cuando terminemos, que nos quedan tres clases más.

Nada más que contar por ahora, sólo que estoy deseando que llegue el día 1 de agosto para que Jose también coja sus vacaciones. Cuatro semanas que queremos aprovechar a tope, aunque seguro que nos saben a poco…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *