De fin de semana largo

Este fin de semana que acaba de terminar ha sido un poco más largo que los demás, el pasado viernes era festivo por lo que solo trabajamos hasta el jueves. Además, para María también es festivo hoy lunes. Dado que yo el fin de semana estaba de guardia, pues no pudimos planear nada que implicara salir de la isla, y mira que hubiese querido, ya que el viernes era el concierto de Imagine Dragons en Madrid, y me hubiera encantado poder ir a ver a los de Las Vegas en su primer concierto en España. Volverán.

Ya que íbamos a pasar el finde aquí, Pilar (la madre de María) aprovechó para venir a vernos. Había estado durante la semana en Tenerife con su familia que vive allí y el jueves por la tarde se vino para casa hasta hoy a mediodía que ha volado para Sevilla, y de allí a Cádiz. El jueves, casi nada más llegar, salimos para venir a la zona de Vegueta, ya que era el estreno de la iluminación de Navidad de Santa Ana, con su árbol, el belén de las Casas Consistoriales, el mercadillo que se montó. Todo eso unido a ya tradicional “Noche de los pintxos” de los jueves, por lo que el ambientazo de gente en el centro histórico de la ciudad era impresionante. Aprovechando, cenamos en El Rifeño, el restaurante marroquí en el que había almorzado en mi pasado cumpleaños y que está buenísimo. Me gusta mucho la comida de ese sitio.

El viernes pasamos la mañana en casa y almorzamos allí y por la tarde nos fuimos a casa de Caty y Valentín a merendar/cenar con ellos.  Dado que hacía bastantes meses que no veían a Pilar, nos estuvimos poniendo al día hasta que llegó la hora de volver a casa. El sábado María y Pilar se fueron se compras por la mañana y por la tarde nos tocó montar la decoración navideña en casa. Este año hemos tenido más problemas para el árbol, ya que Arya no nos deja que la parte baja del mismo no tenga mucha decoración 🙂 . Para muestra un botón.

Arya como decoración del árbol de Navidad

Por la noche, María había quedado con las foreras para cenar, habían podido cuadrar todas ese sábado por lo que le llevamos al sitio y luego nos fuimos Pilar y yo a cenar. Una vez que habíamos terminado los 3 (cada uno por su lado), reunificación y vuelta  casa.

Conchy, Tamara y Lucy

María, Patri y Mónica

El domingo nos levantamos cuando Arya quiso y estuvimos en casa hasta la hora del almuerzo. Pilar quería invitarnos, así que la llevamos al Segundo Muelle, comida peruana que habíamos probado por primera vez con Josema y Julia en verano. Muy a gusto que estuvimos y muy bien que nos trataron. Paseo para bajar la comida por Vegueta (zona que le gusta mucho a Pilar) y vuelta a casa.

Pilar y María en Santa Ana

Ha sido un buen fin de semana con Pilar aquí, lo hemos pasado bien ha servido para volver a vernos, que hacía dos meses (desde El Pilar) que no nos veíamos. Como comentaba antes, hoy ha volado para Sevilla y nosotros afrontamos las últimas semanas del año esperando la vacaciones de Navidad, a María le llegarán antes. 🙂

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *