Road to Ironman: It’s over

Tras el plus de optimismo que había tenido después del Stage de Lanzarote, me he encontrado con un importante traspiés. Y tanto que ha sido importante…, el martes, en lo que intentaba que fuera un entreno de bici me caí y mi mano derecha se llevó la peor parte al apoyarse en el suelo. Dolor muy intenso en la muñeca que me resultaba bastante familiar. Después del paso por Urgencias, el veredicto era el que me esperaba, posible fractura de escafoides que no se veía clara  en la radiografía, por lo que tocaba inmovilizar la mano con yeso hasta que se pudiera descartar la fractura. Para descartar la fractura necesitaba realizar un TAC, que me hice el miércoles por la mañana y cuyo resultado me han dado hoy. No tengo roto el escafoides, por lo que me he quitado el yeso y usaré unas semanas una férula para recuperar del todo el golpe.

Se acabó el Ironman El yeso

Las consecuencias ya se pueden imaginar. El plazo para recuperar parte de la inscripción del Ironman ya había pasado, así que iba a contrarreloj. Mandé un mail a la organización para ver si había alguna posibilidad de transferir mi plaza al Ironman 70.3 de Lanzarote en Octubre. Al final, el viernes me contestaron que sí era posible, por lo que no tuve ninguna duda en transferir la plaza. Me quedo sin Ironman 2013 después de más de 6 meses de entrenamiento y a 6 semanas de la prueba. De lo malo, lo mejor, ya que al final no hay fractura aunque la muñeca me sigue doliendo y apenas puedo hacer fuerza con ella.

Toca reorganizar el año y aprovechar los entrenamientos que he estado haciendo. En principio, la idea es hacer alguna Media Maratón durante el mes de Mayo y afrontar toda la temporada de verano de triatlones cortos con la mirada puesta en el Ironman 70.3 de Lanzarote del próximo 5 de Octubre. Ese será ahora el objetivo de lo que queda de año.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *