I Salida Forera (y más)

Anoche, por primera vez en los casi cinco años que somos amigas, las foreras quedamos para ir a cenar y de copitas. Todo un acontecimiento, jeje. La verdad es que lo disfrutamos muchísimo, no paramos de charlar y de reír. Fue una noche estupenda, y desde luego no podemos dejar que pasen otros cinco años para repetirla.

Quedamos a las diez en La Escapada, una tasca por Olof Palme. Picoteo, buen vino, charlas variadas y muchas risas. La comida estuvo bien, sobre todo las tortillas, y el precio estupendo. Cuando terminamos de cenar, nos fuimos al Kopa. Allí nos tomamos unas copitas y seguimos de fiesta hasta las 3 de la mañana. ¡Lo pasamos genial!

Yo terminé bastante muertita, sobre todo en lo que a los pies se refiere, porque encima el día anterior también tuve juerga. Tocaba celebrar mi cumple entre amigas: Caty, Yosune, Mer, Nati y yo (nos faltó Yoli). Cenamos genial en el Clandestino y no paramos de charlar y de reír. La comida súper buena, el vino también genial, el precio muy bueno y encima recibí regalitos. Mejor imposible, jeje. Alargamos bastante la cena charlando y ¡salimos de allí cerca de las 2 de la mañana! La verdad es que lo pasamos estupendamente.

Mer y Nati se fueron después de la cena, pero Caty, Yosu y yo nos fuimos al Kopa. Allí nos encontramos con Víctor y dos de sus antiguos compañeros del Adán del Castillo, que habían ido a una cena de jubilación de otra compañera. Estuvimos un ratito nosotras por nuestra cuenta y luego nos unimos a ellos. A las 4.30 de la mañana ya no podíamos más con los tacones y Caty y yo nos fuimos, pero Yosu se quedó con Víctor y los amigos un rato más. Fue una noche genial también (¡muchas gracias, chicas!).

Mientras yo disfrutaba de un finde un poco de locura, Jose ha seguido su ritmo de entrenamiento. El viernes tocaba subir a 7 Palmas al gimnasio y el sábado salida en bici, dos horitas “suaves” que no lo fueron tanto. Aprovechamos que Jose tenía que ir a Las Palmas y el sábado comimos en el Kano 31, nos gustó mucho todo, sobre todo la quiche. Después de un pequeño paseo por Triana con bastante calor, nos fuimos a casita a dormir siesta.

Y hoy Jose se ha levantado tempranito para ir a la Media Maratón de Vecindario. Participaba no en plan competición sino como parte de su entrenamiento para el Ironman. Entre la carga que llevaba esta semana, el viento y el calor, no se estaba encontrando con buenas sensaciones y al final ha decidido abandonar en el kilómetro 12. Poco a poco, como dice él, que la fecha es el 18 de mayo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *