Primera semana de entrenos

Me había quedado pendiente, de la entrada anterior, contar algunos detalles del Ironman de Lanzarote al que me he inscrito. La preparación me la va a llevar Christian, con el que ya he entrenado en varias ocasiones en el pasado, y hemos formado un pequeño grupo de entrenamientos, César, Andrés, Aythami (ya inscritos) y Valentín, que también tiene intención de hacerlo, si las lesiones le respetan… estoy seguro que estará en la línea de salida el próximo mes de Mayo.

La preparación se va a dividir en dos partes, la primera de ellas, desde ahora hasta Enero, con mucho volumen de carrera a pie  y con la Gran Canaria Media Maratón como objetivo. Y a partir de Enero daremos más peso a la parte de ciclismo y empezaremos a nadar. Serán 8 meses largos, pero hay ganas de que las cosas salgan bien. Hablando de medias maratones, ayer corrió Artemi en Londres la Royal Parks Foundation Half Marathon. En uno de esos viajes típicos de ocio y deporte, Patri y Artemi pasaron el finde en Londres y él aprovechó para hacer su Mejor Marca Personal. Enhorabuena desde aquí.

La semana pasada fue la primera semana de entrenos y ha ido bien, tres días de carrera (me salté uno), dos días de rodillo y dos salidas en ruta. Contento por haber cumplido con casi todo y viendo como se van comportando las articulaciones durante la carrera a pie. El sábado me tocaban 2 horas que hice con Valentín y Mingo. Después del entreno, Mingo me dio el regalo de cumpleaños de él y de Yoli, un medidor de cadencia de Garmin…, gran regalo que usaré mucho. Muchas gracias a los dos. Ya el domingo, la bici la hice con César, Andrés y Aythami, a los que se unieron algunos amigos, lo que nos hizo formar un grupo de unas 8 personas.

La semana ha sido intensa para los dos, María ha estado saliendo bastante tarde de currar casi todos los días (reunión de padres, claustro, etc) por lo que está llegando muy tarde y cansada a casa. A pesar de ello, por fin ha empezado conmigo en el Pilates. Iremos juntos los miércoles por la mañana, antes de entrar al trabajo, y salió muy contenta de su primera clase.

Para poco más ha dado la semana, el sábado (después de la bici) aprovechamos para salir a comprar unas cosas y cambiar alguno de los regalos de mi cumple. A media tarde nos acercamos a conocer a Pablo, el hijo de César y Laura que aún no conocíamos. Estuvimos un par de horas con ellos tomando algo y viendo lo grande que está Pablo. Al terminar con ellos se nos había hecho un poco tarde para ir a casa a hacer la cena y decidimos quedarnos a cenar en Las Palmas. Cenamos en “La Tasca de los Vinos“, magnífico el trato que siempre nos dan allí, solo superado por el Lomo Alto que nos ponen. Buenísimo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *