American Horror Story

La verdad que nos hacía falta y lo hemos disfrutado mucho…, un fin de semana casi entero metido en casa. María necesitaba tiempo para prepararse la DECA (una especie de capacitación académica para impartir Religión en centro educativos) que debería tener antes de que finalice el verano, por lo que habíamos decidido que aprovecharíamos el fin de semana para que ella estudiara. Y yo, dado que mis molestias después de la Media de la semana pasada no terminan de desaparecer, había decidido no salir a entrenar y recuperar con estiramientos y electroestimulación en casa. Me queda un mes para la TransGranCanaria, por lo que tengo que andarme con ojo.

El fin de semana empezó con un almuerzo el viernes con la gente del trabajo y con Carlos Campos, que ha vuelto después de sus navidades en USA con su familia. Le queda un mes por aquí y luego se marchará definitivamente para Rochester, ciudad en la que establecerá su próxima residencia. Almorzamos en El Trasiego, por Vegueta, y estuvimos en la zona hasta bien entrada la tarde. Muy buen rato que pasamos con él, como siempre. Lo echaremos de menos.

 

El sábado estuvimos en casa todo el día. María con la DECA y yo estuve haciendo comidas. Ya tengo el congelador lleno para dos semanas al menos. También he aprovechado el sábado para ponerme al día con un par de series. Con Californication, cuya quinta temporada empezó después de las Navidades y con una nueva que empecé a ver hace un par de semanas. Una serie que me provoca sensaciones que no me gustan, pero que no he podido dejar de ver hasta acabar con su primera temporada. Se llama American Horror Story. Es…, no sabría dar una definición adecuada a lo que pienso.

En la mañana del domingo hemos tenido más de lo mismo y a media tarde hemos salido a ver a mi hermana y Valentín. Hemos pasado por su casa y nos hemos merendado con ellos. A la vuelta también hemos aprovechado para pasar por casa de mis padres y hemos estado con ellos otro ratito. Ahora nos vamos a ver alguna película con poco contenido y para la cama, que mañana volvemos al lío. En definitiva, un fin de semana tranquilo para pillar fuerzas para el mes de Febrero que nos espera.

PD: Aprovechamos la entrada para mandar ánimos a dos de nuestros amigos que, por diferentes motivos, no han tenido un buen fin de semana. Un abrazo enorme desde mariayjose09.es para Mingo y para Yosune.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *