Fin de semana aeróbico

Pues hemos recibido el primer fin de semana con un “no parar” que le dan origen al título de la entrada. María empezó ya a trabajar en su cole el día 1 y está muy contenta con el curso que le ha tocado, las asignaturas que va a dar, sus compañeros…, con todo. Hoy se ha ido a Málaga a un curso que tiene allí hasta el martes del método AMCO, un programa probado y acreditado que proporciona un sistema revolucionario de enseñanza de inglés que es mucho más fácil y más efectivo que los métodos tradicionales. Muy interesante, por cierto.

El viernes por la tarde tenía un almuerzo de despedida de un compañero de trabajo, de Carlos Campos. Ha pasado con nosotros 16 meses y el pasado viernes fue su último día. Una pena que se vaya, ya que habíamos hecho muchas migas y hemos conocido a una persona que merece muy mucho la pena. Tanto él como su familia, que también hemos tenido la oportunidad de conocer. Un abrazo desde nuestro blog para Carlos, Elimer e Isabella.

El viernes por la noche María tenía una cena de bienvenida para los profes nuevos, por lo que salió a cenar con sus nuevos compañeros de trabajo. Está muy contenta con la gente que le ha tocado de compañeros y está muy ilusionada con su nueva etapa que está acabando de empezar.

El sábado fue un día muy largo. Fue el día escogido por Mingo y yo para nuestra tradicional (desde hace 3 años) “Subida a Teror”. La hacemos en bici y el paso por Teror se ha convertido desde el año pasado en mero trámite, ya que lo que realmente buscamos son “otros objetivos”. El de este año era subir hasta la Cruz de Tejeda, es decir, llegar a 1500 m. de altitud y recorrer un total de 100 kms.

La ruta fue una pasada, con unas vistas espectaculares, sobre todo desde Teror hasta la Cruz de Tejeda. Hicimos dos paradas para comer y repostar, una en Teror (esa es siempre obligada) y otra en Cruz de Tejeda. La bajada fue muy rápida, pero luego tuvimos que rodar casi 20 kms. en llano y con viento para llegar a los 100 kms, sin duda, los kilómetros más duros. En total nos salieron 5h28′ de tiempo sobre la bicicleta… Gracias Mingo!!!!

Después de la paliza de por la mañana, por la tarde nos quedaba otro compromiso, la boda de mi prima Johanna. Se casaba en la Iglesia de San Juan, muy cerca de casa y la celebración fue en Tafira. Nos tocó ponernos guapos e ir de boda con la familia. Lo pasamos bien, aunque a eso de las 12 ya yo estaba con la luz de reserva encendida, sin duda, un día muy duro. Mi prima estaba guapísima y desde aquí también le deseamos todo lo mejor.

2 Comments on “Fin de semana aeróbico

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *